Editorial

Editorial

Nos complace poder presentarles el nuevo número de Revista Laboratorio. En este número 13 encontramos una gran variedad de temáticas, donde el cruce entre disciplinas, culturas y artes constituye un lugar común en la línea editorial de nuestra revista. En este contexto, qué mejor que partir con un artículo que enfatiza las posibilidades expresivas del hipertexto como vehículo para explorar las complejidades de vivir en dos o más culturas. Este es el tema central del artículo de Thea Pitman, quién analiza las obras de dos artistas digitales de los noventa, ambas con raíces latinoamericanas. Los cruces entre imagen, música y literatura constituyen el tema central de los artículos de Felipe Benegas, Roberto Ponce, Jonas Álves y Giselle Llantén. Los tres autores, desde diversas aproximaciones y énfasis en distintos contextos, logran generar espacios de diálogo entre la literatura y otras artes. El lenguaje del cine, sobre todo el concepto de montaje, es central en el análisis de la poesía de Hugo Gola que propone Tania Favela. Por último, los otros artículos exploran temas tan diversos como: El análisis literario con énfasis en temas como la globalización, el exilio y la extranjería en el artículo de Marcos Seifert; la pregunta sobre el proceso de escritura literaria en el artículo de Eduardo Pellejero; la transdisciplinariedad como tema central del artículo de Alberto Bejarano en torno al trabajo literario de Wajdi Mouawad; y la propuesta de una cartografía de la literatura colombiana que tiene como eje central la materialidad del lenguaje en el artículo de Jimmy Ortiz. Esto es nuestra revista: un laboratorio que enfatiza la transdisciplinariedad, la diversidad, las redes, las conexiones, y los cruces.

Durante este año, las secciones de notas, diálogos y creación se trasladaron a la web Laboratorio de Escrituras, donde podemos encontrar interesantes trabajos que dialogan con nuevas narrativas, poéticas y formas de experimentación. En especial, me gustaría destacar los trabajos de creación publicados en el mes de noviembre, los cuales hacen referencia a una práctica creativa propia de nuestra época y que cuestiona la propiedad sobre el texto. Como un homenaje a El Aleph Engordado de Pablo Katchadjian — quién fuera acusado de infracción a la ley de propiedad intelectual argentina por esta obra, en una demanda impulsada por María Kodama—, Milton Läufer, Felipe Cussen y Ricardo Greene publicaron en la revista sus propias versiones de El Aleph, mostrando que la experimentación literaria siempre tiene algo de transgresión al orden imperante, tanto de las disciplinas como de la cultura normativa.

Estamos muy contentos porque nuestra revista ha aumentado su número de visitas, lo que se ha traducido en un importante aumento en la cantidad de artículos que hemos recibido en los últimos dos años. Agradecemos a nuestros lectores por ayudarnos a consolidar este laboratorio y los invitamos a seguir leyéndonos, enviar contribuciones y seguirnos en las redes sociales.

Carolina Gainza
Directora